INICIO ACERCA DEL SITIO CONTACTENOS
El Diseño En La Naturaleza - Harun Yahya

EL DISEÑO EN LA NATURALEZA

Que ha creado y dado forma armoniosa (Corán, 87:2)


CAPITULO 2

LAS AVES: MAQUINAS DE VUELO PERFECTAS

Según la convicción de los darwinistas, las aves son el resultado de una evolución que se pudo dar en dos secuencias distintas: a) reptil-ave; b) reptil-mamífero-ave. Sin embargo, el modelo evolutivo no puede explicar ninguno de los mecanismos de las aves, los cuales tienen una estructura completamente diferente a la de los reptiles y mamíferos. Por ejemplo, a esa teoría le resulta prácticamente imposible explicar la característica principal de las aves, es decir, las alas. El darwinista turco Engin Korur hizo la siguiente confesión en referencia a la imposibilidad de que las alas hayan evolucionado:

La característica común de los ojos y de las alas es que pueden funcionar únicamente si están completamente desarrollados. En otras palabras, un ojo semidesarrollado no puede ver y un ave con alas semiformadas no puede volar. Uno de los misterios de la naturaleza que aún tiene que ser resuelto es de qué modo pasaron a existir esos órganos13.

¿Es que no han visto (los hombres) las aves encima de ellos, desplegando y recogiendo las alas? Sólo el Compasivo las sostiene. Lo ve bien todo (Corán, 67:19)

Continúa sin ninguna respuesta el interrogante de cómo las alas llegaron a tener una estructura tan perfecta a través de una serie de mutaciones azarosas. También se presenta tan inexplicable como siempre el proceso por el cual las patas delanteras de un reptil pudieron transformarse en alas perfectas.

Por otra parte, la existencia de las alas no es el único prerrequisito para que una criatura terrestre se transforme en voladora. Los reptiles carecen totalmente de una serie de mecanismos y características necesarios a tal fin. Por ejemplo, los huesos de las aves son bastante más livianos que los de otros animales; sus pulmones presentan estructuras y funciones distintas; el esqueleto y los músculos también son diferentes; el sistema circulatorio de las aves es mucho más especializado que el de otras criaturas. Seguramente cada uno de esos mecanismos no pudo aparecer por medio de un "proceso acumulativo" a lo largo del tiempo. Por lo tanto son disparatadas las suposiciones de que reptiles u otro tipo de animales se transformaron en seres voladores.

La Estructura de las Plumas de las Aves

A diferencia de los reptiles, como dijimos, los cuerpos de las aves tienen huesos huecos y ultraligeros, un sistema respiratorio singular y además son de sangre caliente. Otra diferencia insalvable está dada por las plumas, que son la característica estética más importante e interesante. El dicho "ligero como una pluma", retrata a la perfección su estructura especial.

Están constituidas por una sustancia proteica llamada queratina. Se trata de un material duro que se forma a partir de las células viejas que se alejan de las fuentes de oxígeno y nutrientes ubicados en las capas más internas de la piel. La células viejas mueren y dejan el lugar a otras nuevas.

El diseño de las plumas es muy complejo, al punto que el evolucionismo no puede explicarlo. El científico Alan Feduccia dijo que las alas tienen una complejidad estructural mágica, lo cual le concede una aerodinámica natural refinada, nunca lograda por otros medios14. Aunque Feduccia es evolucionista, admite que las plumas son de una perfección inusual para el vuelo, porque son ligeras, fuertes, aerodinámicas y con una estructura intrincada de barbas y ganchillos15.

También Charles Darwin se vio obligado a ponderar su diseño. La asombrosa estética de las plumas del pavo real le hizo "enfermar", según su propias palabras. Dice en una carta escrita a Asa Gray el 3 de abril de 1860: recuerdo bien el tiempo cuando el pensar en la estructura del ojo me daba escalofríos. Pero he ido más lejos en la desazón.... Luego continuaba: ... y ahora particularidades pequeñísimas de su estructura me ponen a menudo muy incómodo. ¡Me enfermo cada vez que miro una pluma en la cola del pavo real!16.


Las plumas salen de una estructura cilíndrica hueca de la piel.
Un pollito de dos o tres horas de vida ya cuenta con plumas para mantener el calor corporal.

Barbas y Ganchillos

Es increíble el diseño que encontramos en una pluma cuando la observamos con el microscopio. Como se sabe, está constituida por el cañón o escapo seguido del raquis o eje con barbas laterales (a derecha e izquierda) que a su vez presentan barbillas a sus lados enganchadas entre sí sólidamente por medio de unas prolongaciones minúsculas o barbicelas. Las barbas, de medida y textura variables, dan al ave su naturaleza aerodinámica.

Las barbicelas se agarran entre sí abrochándose con la ayuda de los ganchillos. Por ejemplo, la pluma de cigüeña posee unas seiscientos cincuenta barbas a cada lado del eje. De cada una de ellas se desprenden unas seiscientas barbicelas, las que se unen entre sí por medio de trescientos noventa ganchillos de la manera que lo hacen los dientes de un cierre de cremallera. Esa unión es tan apretada que ni siquiera el humo la atraviesa. Si por cualquier razón los ganchillos se separasen, los puede hacer volver fácilmente a la posición correcta sacudiendo las alas o alineando las plumas con el pico.

Las aves siempre deben mantener sus alas perfectamente aseadas, acicaladas y en condiciones para el vuelo si quieren sobrevivir adecuadamente. Para cumplir con esa necesidad usan el aceite que segregan por una glándula ubicada en la base de la cola. Con ese óleo limpian y lustran las plumas. También les sirve para impermeabilizarlas cuando nadan y se zambullen o cuando caminan o vuelan bajo la lluvia.

En los ambientes fríos las plumas les sirven para evitar el descenso de la temperatura corporal, mientras que en ambientes cálidos las comprimen sobre el cuerpo para mantenerlo fresco17.

Tipos de Plumas

Las plumas cumplen distintas funciones según la parte del cuerpo donde se hallen: la cola, las alas, etc. Las de la cola funcionan como timón y freno. Las de las alas, con una estructura distinta, permiten la expansión del área para incrementar la potencia de elevación del ave. Las plumas se juntan cuando las alas se dirigen hacia abajo al volar, con lo que se evita que el aire pase entre ellas. Y cuando se dirigen hacia arriba se abren y dejan pasar el aire18. Las aves también cambian, periódicamente, las plumas dañadas o desgastadas, con el objeto de mantener su capacidad de vuelo.

LA HABILIDAD ARTISTICA EN LAS ALAS

Esta serie de movimientos describe las distintas fases en el vuelo del gorrión: despegue, vuelo corto y aterrizaje.

Debido a la curvatura normal del ala, la presión del aire en la superficie superior es más débil que sobre la superficie inferior, lo que resulta en la elevación del ave (Figura de abajo a la izquierda). Si el ave inclina el ala, elevando la parte frontal y bajando la de atrás, la corriente de aire por encima de la primera aumenta la presión y crea una fuerza descendente. De esta forma el ave reduce la velocidad por debajo de la mínima de vuelo para poder descender. (Figura de abajo a la derecha).

Ala de chotocabras.

Las líneas amarillas indican la curvatura del ala.

Ala de halcón.

Las plumas viejas son reemplazadas por nuevas en distintos momentos, según la especie. La renovación de las plumas se llama muda y ocurre antes de la emigración..

Características de las Máquinas Voladoras

Un examen profundo de las aves revela que están específicamente diseñadas para volar: el cuerpo ha sido creado con bolsas de aire y huesos huecos a fin de reducir su masa y tamaño; la naturaleza líquida del guano asegura que sea desechado el exceso de líquido; las plumas son extremadamente ligeras en relación a su volumen.

Examinemos una por una estas características especiales.

1 - El esqueleto.

La fortaleza del esqueleto es más que adecuada, incluso frente al hecho de que los huesos son huecos. Por ejemplo, el pinzón real de unos dieciocho centímetros de longitud, ejerce una presión de 68,5 kilos para abrir una semilla de aceituna. Los huesos del hombro, pecho y cadera se encuentran fusionados, lo que les da una mejor "organización" que la de otros animales. Este diseño mejora su reciedumbre. Otra característica del esqueleto, como ya hemos dicho, es que resulta relativamente más liviano que en todos los demás animales. Por ejemplo, el de la paloma pesa sólo alrededor del 4,4% de todo el cuerpo; los huesos del pájaro fragata pesan 118 gramos, es decir, menos que el peso total de sus plumas.


Los huesos de las aves son muy livianos y fuertes debido a que en su mayor parte son huecos. Entre las estructuras de soporte que endurecen los huesos hay cavidades que contienen aire. Estos huesos huecos resultaron la mayor inspiración para el diseño de las alas de los aeroplanos modernos.

2 - El sistema respiratorio

La inmensa diferencia que existe entre el sistema respiratorio de las aves y el de otras criaturas, se debe a que las primeras necesitan mucho más oxígeno. Por ejemplo, hay tipos que requieren hasta veinte veces más que el utilizado por el ser humano, lo cual indica que el mecanismo en los mamíferos no puede proveer la cantidad demandada por las aves, quienes cuentan con otro distinto creado bajo principios específicos.


LOS PULMONES ESPECIALES DE LAS AVES
Las aves poseen una anatomía muy diferente a la de los reptiles, sus supuestos ancestros. Además, los pulmones de las aves y de los mamíferos trabajan de una manera totalmente distinta. Estos últimos inhalan y exhalan el aire por el mismo lugar del conducto, mientras que en las aves el aire entra por un lugar y sale por otro. La creación de un "diseño" especial como el aparato respiratorio en las criaturas aladas, tiene por objeto la provisión de grandes volúmenes de aire necesarios durante el vuelo. No es posible que esa estructura haya evolucionado a partir de la que poseen los reptiles.
La corriente de aire en los pulmones de los mamíferos es de ida y vuelta. Viaja a través de una red de canales y se detiene en los pequeños sacos de aire (alvéolos pulmonares). Allí se produce el intercambio oxígeno-dióxido de carbono. El aire usado recorre el mismo camino de vuelta y es desechado por la boca o nariz.

En las aves, por el contrario, la corriente de aire es unidireccional. Por un extremo entra aire nuevo y el usado se expele por otro. Esto permite la incorporación del oxígeno necesario para satisfacer el requerimiento de altos niveles de energía. El bien conocido crítico del darwinismo y bioquímico australiano Michael Denton, explica esta cuestión:

En el caso de las aves, los bronquios centrales se bifurcan en la forma de finos tubos que pasan a través del tejido pulmonar. Llamados parabronquios, se juntan de nuevo eventualmente y forman un verdadero sistema circulatorio por el que el aire fluye en una sola dirección... Aunque los sacos de aire también se encuentran en ciertos grupos de reptiles, la estructura de los pulmones y del sistema respiratorio en las aves es absolutamente único. No hay semejanza con los pulmones de otras especies de vertebrados. Además, los pulmones de todas las aves son idénticos en las particularidades esenciales...19.


El flujo unidireccional del aire en los pulmones de las aves se ve facilitado por un sistema de sacos que lo recoge y bombea hacia allí. Es así que siempre tienen aire fresco. Este sistema respiratorio complejo ha sido creado para satisfacer la necesidad de grandes cantidades de oxígeno.

Michael Denton señala también en su libro Una Teoría en Crisis la imposibilidad de la formación de un sistema tan perfecto a través de la evolución progresiva:

Es algo extremadamente difícil de imaginar cómo pudo haber evolucionado gradualmente un sistema respiratorio a partir del diseño de otro tipo de vertebrado, especialmente si tenemos en cuenta que es absolutamente vital para un organismo mantener la función respiratoria sin defectos, pues de lo contrario puede conducir a la muerte en minutos. Así como las plumas no pueden funcionar como órganos de vuelo hasta que los ganchos y barbicelas no se ajusten a la perfección, tampoco los pulmones pueden funcionar como órganos para la respiración hasta que el sistema de parabronquios que los atraviesa y el sistema de sacos de aire que garantiza a los parabronquios el suplemento de aire estén muy desarrollados y sean capaces de trabajar a la perfección de manera integrada20.

En resumen, es imposible la transición de un pulmón de reptil a otro de ave debido al hecho de que durante esa fase no funcionaría y ninguna criatura puede vivir sin pulmones. Por lo tanto, nadie puede esperar millones de años hasta que mutaciones al azar le salven la vida.

La estructura única de los pulmones de las aves demuestra la existencia de un diseño perfecto que proporciona los altos niveles de oxígeno necesarios para volar. Sólo hace falta un poco de sentido común para comprender que la anatomía sin paralelo de las aves no es el resultado arbitrario de mutaciones inconscientes. Está claro que sus pulmones son otra de las incontables evidencias de que todo lo viviente ha sido creado por Dios.

3 - El sistema de equilibrio

Dios creó a las aves de un modo absolutamente apropiado, al igual que al resto de la creación. Este hecho se manifiesta en cada detalle. Fueron diseñadas teniendo en cuenta que en vuelo no deben perder el equilibrio. Por eso sus cabezas son especialmente livianas para que no se ladeen al surcar el aire y su peso promedio corresponde al 1% del total del cuerpo.

La estructura aerodinámica de las plumas es otro elemento al efecto. Las de las alas y cola proporcionan en especial un sistema armonioso muy efectivo.

Estas características aseguran que, por ejemplo, el halcón mantenga una estabilidad perfecta cuando se lanza sobre su presa a una velocidad de 384 km/h.

4 - El problema de la energía y la potencia

Todo proceso en biología, química o física, compuesto por una serie de eventos, se conforma al "Principio de Conservación de la Energía". Se lo puede resumir diciendo que "se necesita cierta cantidad de energía para hacer cierto trabajo".

Un ejemplo significativo de dicho principio se puede observar en el vuelo de las aves. Las migratorias deben almacenar suficiente energía para todo su viaje. Por otra parte, deben volar con el menor peso posible. Es decir, deben desechar todo exceso. El combustible también tiene que ser lo más eficiente posible. En otras palabras, mientras que el peso del combustible debe ser el mínimo, la energía que se extrae de allí debe ser la máxima. Y eso es efectivamente así.

Primero tienen que determinar la velocidad óptima de vuelo. Si vuelan muy despacio, derrocharán demasiada energía para permanecer en el aire. Si lo hacen muy ligero, consumirán el combustible en superar la resistencia del mismo. Es obvio entonces que para gastar la menor cantidad de combustible tienen que lograr una velocidad ideal. Por lo tanto, tendrán distintas velocidades ideales, en consonancia con la estructura aerodinámica de su esqueleto y la morfología de sus alas.

Examinemos la cuestión de la energía en el frailecillo dorado del Pacífico (Pluvialis dominica fulva). Esta ave emigra de Alaska a Hawai cada invierno por una ruta sin islas, lo que significa que no tiene donde descansar a lo largo de cuatro mil kilómetros. El viaje de más de ochenta y ocho horas significa batir las alas sin interrupción unas doscientos cincuenta mil veces.

El pájaro pesa 200 gramos al partir, de los cuales 70 gramos son grasa a ser usada como combustible. Pero cuando los científicos calcularon la cantidad de energía necesaria por hora de vuelo, determinaron que requiere 82 gramos para toda la travesía. Es decir, había una carencia de 12 gramos de grasa, por lo que, supuestamente, agotaría toda la reserva mucho antes de llegar a Hawai.

Pero dichos pájaros llegan todos los años a su meta. ¿En qué consiste el "secreto"?

Dios, el Creador de esas criaturas, les inspira un método que convierte el vuelo en fácil y eficiente: no se desplazan a la ventura sino en bandada, ajustándose a una disposición y con una formación en "V", la cual reduce la resistencia del aire con tanta efectividad que ahorran 23% de energía. En consecuencia llegan a su destino con una reserva de seis o siete gramos de grasa. Dicho excedente no es un error de cálculo sino una reserva por si encuentran corrientes de aire adversas21.

Este hecho extraordinario nos lleva a preguntarnos:

¿Cómo saben estos pájaros qué distancias deben recorrer?

¿Cómo saben cuánta grasa necesitan para ese viaje?

¿De qué manera obtienen esa grasa antes de emigrar?

¿Cómo saben que las condiciones climáticas en Hawai son mejores que las de Alaska?

Lógicamente, es imposible que hagan todos los cálculos o conozcan los datos que implican estas preguntas y que viajen en bandadas en función de los mismos. Esto indica que son inspiradas y dirigidas por un poder superior. El Corán se refiere a "las aves que vuelan en formación" y nos informa acerca del conocimiento que les inspira Dios:

¿No ves que glorifican a Dios quienes están en los cielos y en la tierra, y las aves con las alas desplegadas? Cada uno sabe cómo orar y cómo glorificarle. Dios sabe bien lo que hacen (Corán, 24:41).

¿Es que no han visto las aves encima de ellos, desplegando y recogiendo las alas? Sólo el Compasivo las sostiene (a las aves). Lo ve bien todo (Corán, 67:19).

5 - El sistema digestivo


Las aves prefieren viajar en bandadas en trayectos muy largos. La formación en "V" permite que cada ave ahorre alrededor de un 23% de energía.
El vuelo requiere una gran cantidad de energía. Por esa razón las aves poseen la mayor relación tejido muscular-masa corporal de todas las criaturas. Su metabolismo también está en sintonía con el requerimiento de altos niveles de potencia muscular. Término medio, cuando el metabolismo se duplica la temperatura del organismo aumenta diez grados centígrados. La temperatura corporal del gorrión (42°C) y la del zorzal (43,5°C) indican lo acelerado que son sus metabolismos. Ese nivel calórico, que mataría a una criatura terrestre, es vital para la supervivencia de las aves al momento de consumir más energía y por lo tanto aumentar la potencia.

Debido a esa necesidad, poseen un sistema digestivo que asimila el alimento en forma óptima. Por ejemplo, una cigüeña pequeña puede ganar un kilogramo de masa corporal por cada tres kilogramos de nutrientes. En los mamíferos, con una alimentación similar, esa razón es de un kilogramo de masa corporal cada diez de productos ingeridos.

El sistema circulatorio del ave también ha sido creado en armonía con su alta demanda energética. Mientras que el corazón humano late en un minuto alrededor de 78 veces, en el gorrión lo hace 460 veces y en el colibrí 615 veces. También es más rápida la circulación sanguínea. El oxígeno que alimenta todos los sistemas de trabajo relativamente acelerados, proviene de sus pulmones especiales.


El corazón del gorrión late 460 veces por minuto, en tanto que la temperatura del cuerpo de 42°C es vital para su supervivencia. Pero para un criatura terrestre sería mortal. El alto nivel de energía que requieren las aves para volar, se genera por medio de ese metabolismo acelerado.

Como dijimos, usan la energía muy eficientemente. Por ejemplo, una golondrina que emigra consume cuatro kilocalorías cada dos kilómetros y medio, mientras que un mamífero pequeño requiere unas cuarenta y una kilocalorías para la misma distancia.


Gorrión
Las mutaciones no pueden explicar las diferencias entre las aves y otras criaturas. Aún si asumiésemos que una de las características mencionadas puede ocurrir por mutaciones al azar --lo que de todos modos es imposible--, ese solo hecho es insustancial. La posibilidad de un metabolismo que produzca mucha energía no tendrá sentido si no existen los pulmones especializados de las aves. Además provocaría el ahogo del animal debido a la insuficiencia de absorción de oxígeno. Y en el caso de que el sistema respiratorio mutase antes que los demás sistemas, la criatura inhalaría más oxígeno que el necesario, lo cual le dañaría. Otra imposibilidad se relaciona con la estructura del esqueleto: si el ave hubiese logrado de alguna manera los pulmones y las adaptaciones metabólicas del caso, tampoco podría volar. Independientemente de la potencia o fuerza que posea, ninguna criatura terrestre puede despegar del suelo debido a la estructura del esqueleto relativamente segmentada y pesada. La formación de las alas también requiere un "diseño" perfecto

Todo esto nos lleva a una conclusión: es simplemente imposible explicar el origen de las aves por medio de la teoría de la evolución o los desarrollos casuales. Miles de especies de aves han sido creadas con todas sus características físicas en "un instante". En otras palabras, Dios las creó una por una.

TECNICAS DE VUELO PERFECTAS

Desde los albatros a los buitres, todas las aves han sido equipadas con técnicas de navegación que hacen uso de las corrientes de aire. Debido a que el vuelo consume grandes cantidades de energía, las aves fueron creadas con músculos poderosos, corazones grandes y esqueletos livianos. Pero la evidencia de una creación superior en las mismas no se limita a eso. Muchas han sido inspiradas para que usen métodos que disminuyen la cantidad de energía requerida.

El cernícalo (una especie de halcón) es un espécimen salvaje bien conocido en Europa, Asia y Africa. Posee una habilidad especial: aunque enfrente el viento puede mantener la cabeza inmóvil en el aire. Si bien el cuerpo puede balancearse con la ventolera, la cabeza permanece inmóvil, con lo que incrementa su visión excelente. El giróscopo que se utiliza en las naves de guerra para estabilizar las armas en el mar, trabaja de manera similar. Es por esta razón que los científicos llaman a la cabeza del ave "cabeza giroestabilizada"22.

Técnicas de Regulación de Tiempo o Habilidad Para Escoger el Momento Oportuno con una Finalidad

Las aves regulan sus horarios de caza para optimizar la eficiencia. A los cernícalos les gusta comer ratas, las cuales generalmente viven en cuevas subterráneas y salen a la superficie cada dos horas en busca de sustento. Los horarios de alimentación de ambos coinciden. Los cernícalos cazan durante el día pero comen lo cazado durante la noche. Por consiguiente, en las horas diurnas vuelan con los estómagos vacíos y por lo tanto más livianos, requiriendo entonces menos energía para el desplazamiento. El ahorro de energía puede llegar hasta un 7%, según lo calculado23.

Planeando con el Viento

Las aves también consiguen reducir el consumo de energía valiéndose de los vientos. Se elevan incrementando el flujo de aire sobre sus alas y pueden permanecer "suspendidas" en corrientes de aire suficientemente fuertes. Las ascendentes les resultan una ayuda extra. Hacer uso de las mismas con el objeto indicado se denomina "planear". El cernícalo tiene dicha capacidad, símbolo de la superioridad de las aves en el aire. Esta técnica presenta dos grandes ventajas. En primer lugar, le permite ahorrar la energía que gastaría para mantenerse en el aire batiendo las alas mientras busca alimento o vigila el que tiene en tierra. En segundo lugar, le permite incrementar significativamente el tiempo de vuelo. La gaviota puede ahorrar hasta el 70% de energía mientras planea24.

Tomando Energía de las Corrientes de Aire

Las aves utilizan las corrientes de aire de dos formas: planeando y descendiendo sobre la ladera de una colina o zambulléndose en el mar cerca de un acantilado. A esto se le llama "descender planeando".

Cuando por la cima de la colina pasa un viento fuerte, forma ondas de aire yerto y sobre ellas pueden planear. El alcatraz y muchas otras se valen de esas ondas inmóviles creadas por las islas. Las gaviotas planean sobre las corrientes generadas por elementos más pequeños, como los barcos.

Normalmente los llamados "frentes" --superficies de separación entre masas de aire de diferentes temperaturas o densidades-- también proveen corrientes que las aves utilizan para elevarse. El sostenerse allí se denomina "planeo en ventolera". Dichos frentes, que se forman especialmente en las costas por medio de las corrientes de aire provenientes del mar, han sido descubiertos gracias al radar al observarse el comportamiento de las bandadas de aves marinas que se sustentaban allí. Otras dos formas de navegación de ese tipo se denominan "planeo térmico" y "planeo dinámico".

El térmico es un fenómeno que se observa especialmente en las zonas continentales y cálidas del globo terráqueo. Al calentar el sol un área de la tierra, ésta calienta la capa de aire por encima de ella. Entonces el aire resulta más ligero y empieza a elevarse. El mismo fenómeno se puede observar en los vendavales de polvo o en los remolinos de viento.

Las Técnicas de Planeo de los Buitres

Los buitres utilizan una técnica especial para controlar la tierra desde una altura apropiada, manteniéndose en columnas de aire cálidas, llamadas termales. Se valen de distintas termales para planear sobre extensas áreas durante largos períodos de tiempo.

Las columnas de aire comienzan a elevarse al amanecer. Primero despegan los buitres pequeños haciendo uso de las débiles. A medida que las termales ascendentes son más potentes, despegan los más grandes y casi "flotan" allí. El aire que se eleva más rápido se ubica en el medio, a donde se dirigen cuando quieren ascender. Además, vuelan en círculos cerrados para equilibrar la elevación con la fuerza gravitatoria.


Buitres y hienas se alimentan de animales muertos y compiten por los mismos. Pero los primeros pueden llegar a su alimento antes que las segundas debido a sus técnicas de vuelo. En la ilustración se representa un buitre grifo que llama la atención de un buitre lobulado y de una hiena. Aunque ésta puede desarrollar una velocidad de 40 km/h, no le es suficiente para llegar al cadáver antes que el buitre lobulado, capaz de volar a 70 km/h. La hiena necesita 5,25 minutos para recorrer 3,5 kilómetros, mientras que el buitre requiere sólo 3 minutos.

Otras aves predadoras también usan las corrientes termales. Las cigüeñas, lo hacen especialmente cuando emigran. La cigüeña blanca de Europa central viaja al Africa durante el invierno, cubriendo una distancia de siete mil kilómetros. Si volase batiendo las alas solamente, tendría que descansar cuatro veces como mínimo. Pero al utilizar las corrientes de aire caliente durante seis a siete horas al día, logra grandes ahorros de energía y completa la emigración en tres semanas. Debido a que el agua toma mucho más tiempo que la tierra en calentarse, las corrientes cálidas no se forman sobre los mares. Esta es la razón por la que las aves que se dirigen a sitios muy lejanos, no transitan sobre las grandes superficies acuáticas. Las cigüeñas y otras aves silvestres que emigran de Europa a Africa, lo hacen sobre los Balcanes y el Bósforo o sobre la península Ibérica y Gibraltar.

El albatros, con una envergadura de tres metros, es una de las aves más grandes del mundo y necesita una gran cantidad de energía para volar. Sin embargo, puede recorrer grandes distancias sin batir las alas recurriendo al método de deslizamiento dinámico, técnica con la que ahorra mucha energía.
El picotijeras tiene el pico inferior más largo y sensible que el superior así como alas con una forma que le permiten volar muy cerca de la superficie acuática, planeando por largo tiempo. Pero como carece del aceite para impermeabilizar sus plumas, no puede zambullirse para atrapar el alimento. Entonces sumerge en el agua el pico inferior y continúa su derrotero de esa manera hasta que eventualmente golpea y captura a la presa.

El ganso salvaje puede remontarse hasta los ocho kilómetros. Sin embargo, debido a que la atmósfera se enrarece por encima de los cinco kilómetros, es un 65% menos densa que a nivel del mar. En consecuencia, tendrá que aletear mucho más de prisa para mantenerse en vuelo y requerirá mucho más oxígeno. Es por eso que, en un franco contraste con otros animales, los pulmones de esta criatura han sido creados para el mejor aprovechamiento de la escasa provisión de oxígeno en esas altitudes.

Los albatros, alcatraces, gaviotas y otros pájaros marinos, usan las corrientes de aire que se elevan en la cresta de las grandes olas. El albatros se vuelve con frecuencia, se dirige al interior del viento mientras se desliza en la corriente de aire y se eleva rápidamente. Después de ascender diez o quince metros, cambia de dirección de nuevo y continúa su planeo aprovechando la energía de los vientos con dirección cambiante. Como esas corrientes pierden velocidad cuando chocan con la superficie del mar, se eleva en búsqueda de otras más potentes y repite los pasos anteriores.

Muchas otras aves, como el shearwater (de la familia de las proceláridas, emparentada con el petrel), usan técnicas similares.

La inclinación en el vuelo depende del movimiento del aire que se eleva en la cumbre del cerro.

Los remolinos de tipo térmico se originan por debajo de una gran nube cúmulo.

La navegación en columnas de tipo térmico es posible solamente en las regiones cálidas

La navegación en ventolera resulta posible donde se produce el encuentro de dos frentes.


EL DISEÑO EN LAS AVES

Las facultades visuales de las aves que cazan durante el día son muy superiores a las humanas. Una persona y un halcón pueden ver una rata que está muy lejos. Pero la primera visualizará sólo una mancha y no podrá determinar con precisión qué es, mientras que el segundo la observará con casi todos sus detalles.

Los ojos en la cabeza de la paloma, ubicados uno a cada lado, le dan un campo visual amplio (áreas de color naranja y amarillo).
El pájaro "lluvia" puede moverse rapidísimo y maniobrar muy ágilmente en el aire, cosas que requieren un mayor campo visual que el de otras especies aladas. Ese requerimiento es cubierto por los ojos grandes ubicados a ambos lados de la cabeza.


Los sentidos más desarrollados en las aves son el de la visión y el auditivo. Las que cazan normalmente de día, poseen las mejores facultades visuales. Las que lo hacen de noche tienen un sentido auditivo superior a otras.
Las que se sumergen en el agua en búsqueda de sustento, como los cormoranes y las garzas, están dotadas con estructuras oculares que les permiten ver muy bien debajo del agua. Las córneas, al ser planas, otorgan una mejor visión y refracción.
Los ojos de la mayoría de la aves se encuentran a cada lado de la cabeza, por lo que disponen de un amplio ángulo visual.
Otro diseño perfecto es la ubicación frontal de los ojos en las salvajes de caza nocturna puesto que necesitan visión "binocular" más que un ángulo de visión amplio. Es decir, los ojos tienen un ángulo de visión más estrecho pero más profundo y enfocan como lo hace el ser humano.
Estos animales poseen asimismo otros sentidos interesantes que les permiten percibir vibraciones en el aire y navegar guiándose por el campo magnético de la Tierra.

Los ojos de la lechuza están ubicados al frente de la cabeza. Este diseño provee al ave una maravillosa visión "binocular". Pero también tiene un amplio campo de visión ciego que no le significa para nada una desventaja, ya que el ave puede girar la cabeza 270 grados y mirar para atrás fácilmente.


El pájaro carpintero puede alcanzar fácilmente con la lengua una larva escondida en el tronco de un árbol. Los colibríes pueden recoger néctar de las flores usando su pequeña lengua bifurcada.

 

Para algunas aves es importante un sentido olfativo agudo. El buitre negro puede localizar cadáveres a grandes distancias debido a esa característica.


DISEÑOS PERFECTOS PARA VOLAR, NADAR Y CORRER

HUESOS
Dado que las aves fueron diseñadas con el propósito de volar, sus huesos son huecos y envueltos por músculos, hecho que les provee una ligereza milagrosa sin comprometer la fortaleza necesaria.

Los esqueletos de las aves están diseñados para permitir el vuelo, caminar e incluso nadar de la forma más rápida y eficiente.

Toda ave que se desplaza por el aire tiene un esternón extremadamente robusto con una gran superficie plana y amplia, llamada quilla, donde se conectan los músculos para volar.

La parte del esqueleto llamada placa pectoral, constituye un soporte muy fuerte para los huesos de las alas y está compuesta por los huesos pectoral y espoleta. Este último se encuentra sólo en las aves. Los que sirven para impulsar las alas son muy largos y están soldados. Las plumas de la punta de las alas se conectan a los huesos soldados de la "mano". La zona pélvica se extiende hacia atrás y hacia abajo con el objeto de permitir a los músculos de las piernas trabajar más eficazmente.

as alas extendidas de la cigüeña que se ven aquí, exhiben sus distintas plumas. Las más cortas, ubicadas una sobre otra, le brindan al ave ventajas aerodinámicas.

LA CAJA PECTORAL
Los huesos pectorales de las aves son poco flexibles para proteger al cuerpo cuando las alas están plegadas. Es decir, el volumen de la caja no cambia durante el vuelo, la inhalación o la exhalación.

Las "aves corredoras", como el avestruz, poseen patas largas y músculos fuertes para esa función, mientras que las aves predadoras cuentan con cuerpos más bien pequeños y columnas vertebrales relativamente inclinadas, lo que les permite moverse velozmente.

The wings are pulled... = Las alas se contraen por acción de los músculos al efecto. Cuando se levantan y los músculos pectorales pequeños (supracoracoideus) se contraen, los músculos pectorales grandes (pectoralis major) se relajan. Cuando estos últimos se contraen y los otros se relajan, las alas descienden.


Los gorriones tienen el esternón aquillado, lo que les permite volar mucho tiempo. Ese hueso se halla cubierto por los músculos pectorales.

.


Alabado sea Dios, a Quien pertenece lo que está en los cielos y en la tierra. Alabado sea también en la otra vida. El es el Sabio, el Bien Informado. Sabe lo que penetra en la tierra y lo que de ella sale, lo que desciende del cielo y lo que a él asciende. El es el Misericordioso, el Indulgente (Corán, 34:1-2)


El vuelo de las aves es un tipo de movimiento maravilloso. Su velocidad en el aire es por lejos mayor a la que podría desarrollar corriendo o nadando. Por otra parte, la energía usada en relación con la distancia recorrida es mucho menor que la empleada en correr y nadar. La humanidad hizo un avance impresionante en la tecnología para el vuelo durante el siglo XX. Una de las razones claves fue la aplicación con éxito en los aeroplanos de los diseños descubiertos en los cuerpos de las aves por parte de los científicos. Es decir, el aeroplano refleja la perfección con la que el Creador dotó a las aves, perfección que también es evidente en el resto de la creación.

La lechuza, con una envergadura de 55 centímetros, es una cazadora nocturna ideal. Los grandes ojos ubicados al frente de la cabeza le facilitan la localización de la presa. Además dispone de otra capacidad especial, es decir, la muy buena visión nocturna.

Las lechuzas también pueden girar la cabeza tres cuarto de circunferencia, lo cual incrementa su campo visual. Posee asimismo oídos muy sensibles. Desde la rama en la que se ubica puede escuchar todo el ruido que realiza un ratón al desplazarse en los matorrales y puede batir las alas sin emitir sonido alguno. Dispone de garras poderosas con las que se prende al árbol y atenaza a sus presas. Se puede decir que es la criatura ideal como predadora nocturna.

EL DISEÑO EN LOS HUEVOS DE LAS AVES


Corte de un huevo

La creación maravillosa de las aves no finaliza en las alas, plumas o pericia migratoria. Otro diseño extraordinario y característico de las mismas se encuentra en sus huevos.

Por simple que nos parezca, el huevo de gallina tiene alrededor de quince mil poros, semejantes a los hoyuelos de las pelotas de golf. La estructura esponjosa de los huevos pequeños, que se puede observar solamente con la ayuda del microscopio, le otorga una mayor flexibilidad y aumenta la resistencia al impacto.

Se trata de un envase con un contenido milagroso. Provee todos los nutrientes y el agua que necesita el feto en desarrollo. La yema del huevo almacena proteínas, grasa, vitaminas y minerales, mientras que la clara funciona como una reserva de líquidos y es muy rica en proteínas.

El pollito que se desarrolla necesita inhalar oxígeno y exhalar dióxido de carbono. También requiere una fuente de calor, calcio para el desarrollo de los huesos, el resguardo de sus fluidos, protección contra las bacterias y los golpes. La cáscara del huevo provee todo eso al pequeñuelo que respira a través de una membrana que desarrolla en el embrión. Los vasos sanguíneos en este receptáculo le llevan oxígeno y sacan el dióxido de carbono.

La cáscara del huevo es sorprendentemente delgada y fuerte, lo que permite la transmisión del calor corporal de la clueca.

Una Pérdida Necesaria

El huevo pierde el 16% de su contenido de agua por evaporación a lo largo de la incubación. Durante mucho tiempo los científicos creyeron que eso era perjudicial y que se producía debido a la estructura porosa de la cáscara. Sin embargo, las más recientes investigaciones nos enseñan que dicha pérdida es necesaria para que el pollito pueda emerger del huevo, ya que de lo contrario no obtiene el espacio y el oxígeno que le permiten mover bastante la cabeza y romper la cáscara.

Por otra parte, según el tipo de cáscara, la proporción de evaporación de agua varía entre el 15% y el 20% en condiciones ideales. Por ejemplo, en los huevos del somormujo o moñudo, que vive en lagunas y charcas, es un poco más elevada que en los de otras especies que incuban en lugares más secos.


La cáscara es lo bastante fuerte para proteger al feto durante los veinte días de incubación. Sin embargo, también es suficientemente quebradiza para permitir que el pollito pueda ganar el exterior.
Los pollitos poseen un "diente especial" que lo usan sólo para salir del cascarón. Se forma justo antes de ese momento y, sorprendentemente, desaparece una vez que el pollito está afuera.


La cáscara de huevo ha sido creada de forma que pueda proveer oxígeno al pollito que está adentro. La representación de arriba ilustra el paso del oxígeno, agua y dióxido de carbono a través de los poros.
Esta es una representación de la cáscara del huevo de somormujo puesto en suelo barroso y húmedo. Está cubierta con un estrato llamado "capa de esferas inorgánicas", que previene que los poros se cierren y el pollito se sofoque. Los huevos de las aves que viven bajo condiciones distintas también son distintos. La representación muestra en corte una cáscara de huevo de pájaro "lluvia". La capa exterior, especialmente cristalizada, protege al huevo de impactos y ralladuras al ser puesto sobre la grava.

El diagrama expone la estructura de la cáscara de huevo

El Huevo Está Diseñado Para Mantenerse Estable

Es crucial que la cáscara del huevo soporte ciertos impactos externos, tolere el peso de quien lo incuba, sea estable y se comporte de la mejor manera frente al aire, el agua y el calor.

Los huevos de muchas aves son creados con colores para el camuflaje. Los de la gaviota se asemejan a una pera, forma ideal para los que son puestos en zonas rocosas y al filo de precipicios. Además, si son empujados no caen fácilmente al vacío sino que describen un círculo con eje en su extremo más agudo.

Un examen más minucioso revela que los huevos han sido diseñados para que conserven sus propiedades bastante tiempo. Dios creó huevos grandes y pequeños, diferentes entre sí. Los de aves grandes son por lo general más duros y menos flexibles que los de aves pequeñas, más delicados y elásticos.

Los de gallina son rígidos y ásperos, pero no se rompen al caer uno sobre otros. La cubierta dura es también una protección frente a ataques (externos). Si los huevos más pequeños tuviesen la cáscara como los de gallina, se quebrarían más a menudo. Pero son fuertes y flexibles, lo cual evita que se rompan con facilidad bajo cierto tipo de golpes.

La flexibilidad, como parte de las características del huevo, sirve no sólo para proteger al pollito sino que también determina la forma en que éste lo romperá para salir. A ese efecto lo único que necesita es abrir un par de orificios en la parte más roma antes de empujar la cabeza y patas afuera. El pollito sale al mundo levantando un pedazo de la cáscara, que adquiere forma de capelo al separarse siguiendo las grietas que conectan los agujeros realizados25.

 
      
13.- Engin Korur, "Gözlerin ve Kanatlarin Sirri" (Los secretos de los ojos y las alas), Bilim ve Teknik (Jornal de ciencia y tecnología), October 1984, Issue 203, p. 25.
14.- Douglas Palmer, "Learning to Fly" (Review of "The Origin of and Evolution of Birds" by Alan Feduccia, Yale University Press, 1996), New Scientist, Vol. 153, March, 1 1997, p. 44
15.- A. Feduccia, The Origin and Evolution of Birds, New Haven, CT: Yale University Press, 1996, p. 130 cited in Jonathan D. Sarfati, Refuting Evolution
16.- Francis Darwin, The Life and Letters of Charles Darwin, Volume II, From Charles Darwin to Asa Gray, April 3rd, 1860
17.- Hakan Durmus, "Bir Tüyün Gelismesi" (El desarrollo de una pluma), Bilim ve Teknik (Journal of Science and Technology), November 1991, p. 34.
18.- Hakan Durmus, "Bir Tüyün Gelismesi" (El desarrollo de una pluma), Bilim ve Teknik (Journal of Science and Technology), November 1991, page 34-35.
19.- Michael Denton, Evolution: A Theory in Crisis, London, Burnett Books Limited, 1985, p. 210-211.
20.- Michael Denton, Evolution: A Theory in Crisis, London, Burnett Books Limited, 1985, p. 211-212.
21.- Werner Gitt, "The Flight of Migratory Birds", Impact, No. 159
22.- Bilim ve Teknik Görsel Bilim ve Teknik Ansiklopedisi (Encyclopedia of Science and Technology), p. 978.
23.- Bilim ve Teknik Görsel Bilim ve Teknik Ansiklopedisi (Encyclopedia of Science and Technology), p. 978
24.- Bilim ve Teknik Görsel Bilim ve Teknik Ansiklopedisi (Encyclopedia of Science and Technology), p. 978
25.- Bilim ve Teknik Görsel Bilim ve Teknik Ansiklopedisi (Enciclopedia de Ciencia y Tecnología), p. 564-567.